PIPE CLOUD

REGISTRO

Accede a herramientas exclusivas y contenidos de ABN.

La contraseña debe tener por lo menos 8 caracteres de longitud e incluír letras y números.
Las contraseñas no coinciden.
Nombre de usuario o contraseña incorrectos.

OPod Tube House: una comunidad de microcasas en una tubería de hormigón

La cuestión habitacional es uno de los mayores problemas en la actualidad de nuestra sociedad y, además, se va a recrudecer en el futuro. La ONU prevé que en 2030 haya aproximadamente 3.000 millones de personas sin hogar, el triple que en la actualidad. Junto al asunto de las personas sin techo se encuentra la contaminación que produce el sector constructivo, uno de los mayores emisores de gases perjudiciales para el planeta. Hoy en día existen gran cantidad de infraestructuras vacías que, a través de las nuevas técnicas de rehabilitación permitirían reenfocar la industria hacia una mentalidad más ecofriendly, utilizando materiales reutilizados o procedentes de fuentes limpias, al mismo tiempo que se palía la cuestión de la vivienda.

Un claro ejemplo de aprovechamiento para lograr una solución habitacional es el caso que trataremos hoy: el proyecto OPod Tube House, diseñado por el estudio arquitectónico James Law Cybertecture, que propone un edificio experimental en una antigua tubería de hormigón en Hong Kong. Se trata de una propuesta innovadora que apuesta por la reciclabilidad de las tuberías dándoles una segunda vida como microviviendas.

Imagen obtenida del estudio James Law Cybertecture

OPod Tube House es una solución de bajo coste, unos 12.000 euros por habitáculo, en una tubería de algo más de 2 metros de diámetro y un espacio total de 9 metros cuadrados. Puede parecer un cubículo excesivamente pequeño para los estándares occidentales, pero a nivel asiático, sobre todo en estados con mucha densidad de población como Japón, viviendas de ese tamaño son muy habituales.

En este caso, la ubicación de este prototipo está situada en Hong Kong, un antiguo territorio colonial británico de pequeño tamaño, pero con gran cantidad de habitantes en un área muy reducida. La localización en Hong Kong como campo de pruebas para este proyecto lowcost parece adecuada, ya que se trata de un lugar con un alto coste de vida y de suelo: una habitación media puede rondar los 1.700 euros, mientras que la tubería reconvertida podría alquilarse por unos 300 euros al mes. La legislación es otro de los puntos a favor que tiene Hong Kong, puesto que tiene unos condicionantes mínimos más bajos que otros lugares, donde no podrían comercializarse espacios de estas características.

Los prescriptores definen al proyecto como “un diseño que utiliza la fuerte estructura de hormigón para albergar un apartamento de mirco-living para una o dos personas con los espacios de vida necesarios: cocina y baño completamente equipados. Además, cada OPod Tube House está equipado con cerraduras de teléfono inteligente para el acceso en línea, así como muebles que ahorran espacio y maximizan el espacio interior”.  

Imagen obtenida del estudio James Law Cybertecture

La estructura está concebida de forma modular, de manera que se pueda instalar de corrido (en forma de tubería) o amontonados en altura para una mayor optimización del espacio. Esta noción también dota a OPod Tube House de una autonomía enorme, permitiendo un potencial traslado y reubicación con un procedimiento muy sencillo. La iniciativa de James Law Cybertecture supone una alternativa sostenible y reciclada en un claro ejemplo de cómo se puede llevar a cabo una edificación sin perjudicar al medioambiente aprovechando al máximo las infraestructuras ya existentes.

Que las tuberías que se han reutilizado sean de hormigón es una elección no solo viable, sino muy ventajosa, ya que es un componente muy resistente y con grandes capacidades como aislante acústico y térmico, atributos muy relevantes para zonas de extremo calor y frío, así como con climas tropicales.

Imagen obtenida del estudio James Law Cybertecture

Pensar que una enorme y antigua tubería de agua pueda suponer una solución a la problemática habitacional sería una idea descabellada no hace tanto. Sin embargo, la evolución de las nuevas tecnologías como la arquitectura modular o la generalización de la necesidad de un desarrollo sostenible y que no perjudique al medio ambiente han conseguido destapar esta alternativa. El ingenio y la vanguardia se han unido para que este proyecto experimental sea posible; y puede que significar el principio de muchos otros.